El Rey Felipe VI visitó la Exposición sobre Cisneros en la Catedral de Toledo

La muestra fue inaugurada el 8 de noviembre, con ocasión del V Centenario de su muerte

El rey Felipe VI visitó el pasado martes 14 de noviembre de 2017 la exposición “Cisneros. Arquetipo de Virtudes, Espejo de Prelados” en la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo, inaugurada el pasado 8 de noviembre (leer crónica)

El rey de España fue recibido en la Puerta Llana del Templo Primado por el Arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, junto con el Obispo Auxiliar, Mons. Ángel Fernández Collado.

Tras la recepción oficial en la puerta de la Catedral de Toledo, comenzó la visita guiada por la zona catedralicia donde se encuentra la exposición “cisneriana”.

Fue el canónigo responsable de patrimonio cultural y comisario de la exposición, D. Juan Pedro Sánchez Gamero, el responsable de explicar con detalle las distintas partes de la exposición y las diversas obras de arte venidas desde muchos puntos de España.

La Diócesis de Alcalá ha colaborado también aportando, entre otras piezas, el Cáliz y Portapaz de Cisneros, conservados en la Catedral Magistral, y el Arca de las Victorias de Carlos V, que contuvo después de la Guerra Civil los restos mortales del cardenal Cisneros.

Un lugar muy singular del recorrido fue la visita a la Capilla Mozárabe, cuyo nombre original, dado por el cardenal Cisneros, fue “Capilla del Corpus Christi” en el año 1500 y cuyo destino era la celebración del rito hispano-mozárabe.

Tras la visita a la exposición, que concluyó en la capilla donde se encuentra la Custodia de Enrique de Arfe, el rey Felipe VI se dirigió al Coro de la Catedral donde recibió la medalla de canónigo honorario. En este lugar del templo primado pudo contemplar el sitial que le corresponde al respecto. Seguidamente firmó en el libro de visitas de la catedral toledana.

A continuación, Felipe VI pudo contemplar el retablo de la Capilla Mayor, encargado por el cardenal Cisneros, para después dirigirse a la Sala Capitular mandada construir por el mismo cardenal. Finalmente el Rey pudo apreciar el Altar conocido como “El Transparente”, obra escultórica de Narciso Tomé.

La despedida tuvo lugar, de nuevo, en la Puerta Llana por parte del arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, quien agradeció al Rey la visita al Templo Primado, “tal como hicieran sus padres, los reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía”.

En la página web del Arzobispado de Toledo puede leerse la crónica completa con fotografías:

Felipe VI visita la Exposición “Cisneros. Arquetipo de Virtudes, Espejo de Prelados”