Inauguración del “Año Cisneros” en la Catedral de Alcalá

El martes 8 de noviembre de 2016, a las 18 horas, la Catedral Magistral de Alcalá de Henares acogerá un solemne Oficio litúrgico en memoria del Cardenal Cisneros.

En 2017 se cumplirán quinientos años de la muerte de Francisco Ximénez de Cisneros, que nació en Torrelaguna en 1436 y murió en Roa (Burgos) el 8 de noviembre de 1517. Coincidiendo con el aniversario de su muerte la Diócesis de Alcalá, que tanto le debe, inaugura el “Año Cisneros” con un Oficio litúrgico solemne, que será presidido por Mons. Juan Antonio Reig Pla, obispo complutense, y contará con la presencia del Arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, actual sucesor del Cardenal Cisneros en la sede primada. La ceremonia dará comienzo a las 18 horas.

Aunque Cisneros manifestó en su Testamento su deseo de ser enterrado en la Capilla de San Ildefonso, en la Universidad por él fundada, diversos avatares que culminaron con la desamortización y venta de los edificios que fueron Universidad hicieron que desde mediados del siglo XIX el Sepulcro y los restos de Cisneros reposaran en la Iglesia para la que él obtuvo el título de “Magistral”. En 1936 el incendio y saqueo del templo dañaron gravemente el sepulcro y provocaron que los restos del Cardenal fueran trasladados a Madrid, donde permanecieron custodiados hasta 1977, en que fueron devueltos a la Magistral. El sepulcro, por su parte, volvió a San Ildefonso, donde hoy puede admirarse.

Con ocasión del V Centenario el Obispado de Alcalá ha realizado un reconocimiento de los restos mortales del Cardenal, certificando su conservación conforme a las actas de entrega y recepción de 1977. Con el fin de dotar de mayor visibilidad a la presencia de Cisneros en la Catedral, el martes 8 de noviembre, en el transcurso del Oficio litúrgico, los restos de Cisneros serán trasladados al altar del trascoro, en la girola, junto a la Cripta de los Santos Niños. El Obispado ha encargado al escultor Julio López Hernández el modelado de un Relieve Conmemorativo en bronce, que protegerá y señalará el lugar elegido. De todos modos, se ha decidido dejar una parte de los restos bajo el altar de la Catedral, donde se celebra el culto eucarístico catedralicio.

El martes 8 de noviembre una comitiva partirá del Monasterio de Clarisas de San Juan de la Penitencia (vulgo “Juanas”) a las 17.30 horas, portando los restos de Cisneros en el Arca de las Victorias de Carlos V. Se da la circunstancia de que este Arca fue la que contuvo los restos desde 1936 hasta 1977. A su llegada a la Catedral el Arca será recibida solemnemente y dará comienzo el Oficio litúrgico.

La celebración en la Catedral contará con la presencia del Grupo Vocal “Salve Mater”, especializado en canto hispano-mozárabe, que interpretará música de los Cantorales de Cisneros. También acompañará la liturgia la Escolanía de los Santos Niños de la Catedral de Alcalá y la organista titular, Liudmila Matsyura.